Bullying – Espejos de Baja Autoestima y Aceptación

02-blog-bullying
Bullying – Espejos de Baja Autoestima y Aceptación

El bullying, como cualquier violencia psicológica que se realiza sobre una persona, genera profundas heridas y bloqueos mentales y, en caso de que no se tome conciencia de este condicionamiento, pueden llegar a durar toda la vida.

Todos hemos estado involucrados en esto, ya sea sufriéndolo en carne propia en algún momento de nuestra vida, siendo testigos de cómo dañaban a otros, siendo partícipes de la burla consciente o inconscientemente o siendo los artífices de esta acción.

Por lo general el bullying comienza por un sentimiento de envidiaegoísmofalta de atención,… en otras palabras baja autoestima. Luego, si no se toman en cuenta estos sentimientos, comienzan a materializarse, exponiendo a la persona que genera envidia a constantes acosos para ridiculizar, eliminar esa felicidad que “yo no tengo” y haciéndose notar por sobre esta persona.

Todos hemos visto que posterior a que se identifica el problema, aparecen las reuniones con los padres del agresor y con los padres de la víctima, buscando soluciones tangibles. Aparecen las campañas preventivas, aparece “el correcto actuar”, aparece el juicio y la crítica tanto hacia el agresor como hacia la víctima, hacia sus padres, hacia sus hermanos y suma y sigue. Todos creen que indicando su punto de vista de la situación aportan a que la situación mejore.

De todo lo que hemos visto debemos decir que estas acciones suelen generar el efecto opuesto, genera un sentimiento de exposición de la víctima aún mayor y genera represión en el agresor. En otras palabras, la víctima que buscaba dejar de sentirse diferente y ser aceptada por el grupo, la alejan más de este y el agresor que buscaba ser comprendido y ser querido, termina siendo odiado y rechazado.

«Tú eres el mundo» – Jiddu Krishnamurti

A pesar de lo evolucionada que creemos que está la sociedad, sigue existiendo un profundo egoísmo en la mayoría de nosotros. Egoísmo que se intensifica mientras más exigimos y menos entregamos, mientras más destruimos y menos creamos, mientras más criticamos y menos aportamos. Los niños y adolescentes simplemente reflejan nuestro actuar, costumbres, conversaciones y he ahí el mundo que tenemos, un bullying constante.

¿De dónde cree que nacieron los Memes sino de la violencia psicológica contra las personas? ¿No lo había visto? Cada vez que comparte, es partícipe de la burla y sigue aumentando el bullying en el mundo y junto con ello se desvirtúa el futuro de millones de niños incluidos sus hijos. Exacto, los mismos hijos a los que les desea un futuro próspero, seguro y lleno de felicidad.

ADMIRACIÓN Y COMPRENSIÓN

El burlarse, criticar y destruir a otros se podría modificar de forma sencilla si pudiésemos observar que lo que más buscamos haciendo esto es lo que no estamos entregando: Admiración. Si pudiésemos ver a los demás como personas virtuosas, genios en potencia, a pesar de nuestras diferencias de pensamiento, podríamos comenzar a obtener aquello que tanto anhelamos, la admiración de los demás.

Pero como todo en la vida, comienza al revés, primero debes entregar aquello que quieres y luego podrás obtenerlo.

El otro ingrediente indispensable es la comprensión del actuar de los demás. Personalmente esto siempre me había costado, hasta que gracias al libro de Dale Carneguie pude observar que si realmente uno se pudiera poner en el lugar de la otra persona, ver su vida a través de nuestros ojos, tener los padres que tuvo, los maestros que tuvo, el entorno en el que nació y se desarrolló, llegaríamos a comprenderlo profundamente y reconocer que uno en su lugar probablemente hubiese hecho lo mismo. 

«Para poder generar comprensión se debe materializar»

La mejor forma de ver si hemos integrado lo que hemos entendido es llevarlo a la práctica. En mi caso admiré y comprendí de corazón a la persona que influyó en mi despido tiempo atrás y con la que estuve batallando por 2 años. Y de esto se trata nuestro nuestro programa. Nos interesa que se integre y que se generen cambios de raíz con hechos.

Hay una actividad en la que hacemos que los niños por 1 hora tengan la instancia de pedir perdón a 3 personas. Pueden escribirlo, pueden decírselo a la persona si está en el curso o pueden hacer nada (nadie los obliga). 

Por lo general transcurridos algunos minutos todos se miran para ver quién toma la iniciativa, hasta que por lo general un líder siempre comienza dando el ejemplo. No tiene miedo y sinceramente pide disculpas. Esto abre la puerta para que otros lo sigan, y también comiencen a abrirse. Lo que sucede realmente es que al momento de pedir perdón, al mismo tiempo los niños se perdonan internamente. Se dan una segunda oportunidad de hacer las cosas de forma diferente y como todo el curso vibra con el mismo sentimiento, esto perdura terminada la actividad.

En un colegio al sur de Chile en el que se realizó la actividad, sólo un 20% del curso pidió perdón, el resto se quedó sin hacer nada, hasta ahí todo normal. Sin embargo, la profesora nos comentó que a la semana siguiente tocaba hacer otra actividad de acuerdo al plan, pero algunos niños llegaron con cartas listos para entregarla y pedir perdón. La profesora repitió la actividad y el recibimiento fue mayor. A la siguiente semana otros llegaron con cartas y más alumnos se sumaron a pedir disculpas. La profesora estaba preocupada porque no se estaba avanzando de acuerdo al plan, pero le dijimos que si estos eran los resultados siguiera repitiendo la actividad de aquí al infinito :D.

De esta reflexión se busca recuperar esta sencilla forma de ver la vida, donde son los pequeños gestos y generalmente los que no cuestan, los que transforman realidades y convierten a víctimas y agresores en compañeros de mutuo apoyo, sólo debemos darnos la libertad de redescubrir en el otro su potencial, su magia, su genialidad.

 

AUTOR | DENIS ECHEGARAY

comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

¿Depresión?…¿Y si fuese otra ilusión más?

01-blog-depresión
¿Depresión?…¿Y si fuese otra ilusión más?

Depresión…la definen en el campo de la medicina como un trastorno o desequilibrio del estado mental. Lo único que la diferencia de un estado emocional como la pena, es el tiempo prolongado de este estado de ánimo que termina por condicionar toda acción, emoción o pensamiento.

Podríamos compararlo como cualquier acción de la mente en la que, a mayor tiempo de dedicación, mayor será el condicionamiento posterior de esa actividad sobre nosotros. Vamos a un ejemplo sencillo:

Mucho tiempo atrás me indicaron que el fútbol era muy importante. Yo me lo creí. ¿Adivinen qué? Comence a dedicar tiempo a esta actividad ya sea físicamente (jugando), emocionalmente (viendo los partidos o apostando), o mentalmente (programando ¿qué pasaría si ganara tal o cual equipo?).

Hasta aquí todo bien. El punto es que el fútbol, como cualquier cosa que pasa por la mente, comenzó a tener su espacio en mi vida y muchas veces sin que yo fuera consciente. Empezó a adueñarse por temporadas de mi vida, mis acciones, mis emociones y mi mente. Por ejemplo si perdía Chile no sólo me frustraba (algunas veces con una que otra lágrima), sino que me hacía discutir con los hinchas del otro equipo y necesitaba de un tiempo, a veces hasta días, para que esa frustración desapareciera.

¿Qué sucedió? ¿Por qué comenzó a afectarme incluso días la parte emocional? ¿Por qué a algunas personas no les afectaba tanto como a mi? ¿Por qué les decía que no eran apasionados, que no ponían el corazón?. Incluso recuerdo que la primera pelea con mi futura señora fue debido al fútbol xD.

OBSÉRVATE Y TE DESCUBRIRÁS

Esto siguió así hasta hace unos años, cuando comencé a abrirme a la posibilidad de que no viera un partido de fútbol importante. Y debido a que lo hice y el mundo no se acabó, me abrí a la posibilidad de hacerlo de nuevo. Luego a ese partido le siguió otro, luego otro, luego la final de la Champions, luego la final de la Copa América, luego la final del mundo. Era un sentimiento muy extraño porque tan sólo por el hecho de abrir la posibilidad de que no fuera tan importante, comenzó a tener cada vez menos importancia. 

«Tanto si crees que puedes como si no, tienes razón» – Henry Ford

Este ejemplo tan sencillo, permite ver lo macro….que tan sólo abriendo la puerta a una nueva posibilidad de que algo suceda, comienza a suceder. Este ejercicio ilustra a lo que le llama la física cuántica, las infinitas posibilidades que uno tiene a cada segundo de su vida, sólo que su condicionamiento no le permite ver más que la de mayor costumbre.

En otras palabras, es lo que significa comenzar a poner en duda una creencia. En este ejemplo se comenzó a poner en duda si el Fútbol era tan importante como para frenar el mundo. Una vez que se vivió esa posibilidad, automáticamente dejo de estar la creencia estática y comenzó a cambiarse.

Entonces, de este ejemplo sencillo…volvamos a la mente, ¿qué pasaría si decidiéramos dejar de creer que tenemos depresión?…¿qué pasaría si nos abriéramos a la posibilidad que ya no la tenemos? Si es un trastorno mental, por lógica se desprende que si logramos equilibrar la mente, debiese volver a su estado natural.

Y este es el punto más crítico de todos,…abrirse a esa posibilidad depende de cada uno. Es una puerta que se abre por dentro no importa quién te insista o quién te lo diga, finalmente serás tú el que lo decida.

«Aquello que crees saber es lo que te termina condicionando»

Esto nos lleva al primer punto…la creencia. Hay una actividad en nuestro programa donde les preguntamos tanto a docentes como a alumnos sobre las 2 imágenes de a continuación:

De la primera imagen les preguntamos ¿Cuál es el gordo y cuál es el flaco?. Posteriormente de comentarlo entre todos, les preguntamos ¿Cuál tiene un problema? Ellos entregan sus puntos de vista y algo más….su creencia.

Lo que más los descoloca es la pregunta de a continuación. De la segunda imagen ¿cuál de las 2 es una partícula y cuál una onda? En este análisis quedan sin respuesta por la sencilla razón de que no saben. Y después les preguntamos ¿y cuál de las 2 tiene un problema?…..SILENCIO.

Entre todos luego reflexionamos lo fácil que podemos enjuiciar y criticar por el simple hecho de tener una creencia que nos sustente nuestro argumento. el famoso “yo creo que…”. Pero sucede algo más,… que comienzan a descubrir que no podemos generar ningún problema de aquello que desconocemos, o en otras palabras, no existen problemas si no existen creencias.

La mente es la herramienta más poderosa que tenemos y el hecho de redescubrirla en lo cotidiano, no sólo en libros, nos permite tomar conciencia de que la vida que hemos construido alrededor no es más que un reflejo de lo que nosotros creemos. Depende de ti, depende de mi, depende de nosotros que tan conscientes somos de esta realidad para despertar nuestra ilimitada capacidad.

 

AUTOR | DENIS ECHEGARAY

comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email