NUESTROS PROYECTOS

PROYECTO ROBLE

Naranja

PROYECTO ROBLE

logo-roble
PROYECTO ROBLE

El Proyecto Roble surge para mejorar, fortalecer y dignificar la vida de las personas, (independientemente de su edad, género o clase social), construyendo entornos emocionalmente estables que permitan, a aquellos que lo necesiten, tomarse el tiempo para reconstruirse, de forma que puedan reincorporarse a la sociedad como miembros útiles de la misma.


Nuestra meta es construir refugios en la naturaleza para personas que necesiten espacios a los que acudir en busca de silencio, tiempo y acompañamiento, para sanar heridas físicas, mentales o emocionales, para recapacitar y ordenarse, desde el sosiego y la tranquilidad.

Naranja

PROYECTO EDUCERE

logo-educcere
PROYECTO EDUCERE

Queremos entender a nuestros hijos, llevarnos bien con ellos, conseguir su colaboración, dejar de gritar, no castigarles… pero no sabemos cómo hacerlo. Nadie nos ha enseñado a ser padres, aprendimos de lo que hicieron los nuestros, y no siempre nos funciona. Pero podemos aprender otras maneras de educar.

La Disciplina Positiva nos muestra cómo educar desde el respeto, el cariño y la firmeza. Nos ofrece una colección de herramientas y habilidades para modelar lo que queremos ver en nuestros hijos. Porque el cambio empieza en nosotros.

PROGRAMAS
Naranja

PROYECTO SALUD

logo-salud-2
PROYECTO SALUD

En el área de la salud, ofrecemos los siguientes recursos:

  • Acompañamiento Terapéutico (método TCCMI)
  • Yoga Viguelut. Conectar con nuestro interior mediante ejercicios de respiración y movimiento.
  • Arte marcial Viguelut. Trabajar sobre nuestro cuerpo físico, mental y emocional y reequilibrar  nuestros dos hemisferios cerebrales a través del entrenamiento con la espada.
PROGRAMAS

¿POR QUÉ LO HACEMOS?

Porque en nuestros peores momentos siempre nos llegó una ayuda, una guía, una palabra, un sentimiento de paz. Cuando somos capaces de apreciar los regalos y ser agradecidos, es cuando en nosotros se despierta el sentimiento altruista con el otro.

«Es un desconocido»,…«es imposible»,…«es muy difícil»,…«pierdes el tiempo»,… Todas estas voces las hemos escuchado, pero decidimos diariamente no creerlas. Al final es más fácil decir que hacer, es más fácil destruir que construir, es más fácil criticar que observar, es más fácil quedarse quieto por miedo a errar que moverse y aprender.

Al final de todo el camino no es más que uno mismo.

Naranja

¿Quieres más información?

Donaciones

© Todos los derechos Reservados

Fundación Viguelut ❤