12 MESES 12 PRINCIPIOS : RESPONSABILIDAD Y LIBERTAD PRINCIPIO 7 - Fundación Viguelut
16742
post-template-default,single,single-post,postid-16742,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.7,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,columns-3,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

12 MESES 12 PRINCIPIOS : RESPONSABILIDAD Y LIBERTAD PRINCIPIO 7

12 MESES 12 PRINCIPIOS : RESPONSABILIDAD Y LIBERTAD PRINCIPIO 7

Asumo la responsabilidad de mis actos y de mis acciones. Deseo escuchar críticas constructivas y feedback de los demás de modo adecuado y amoroso, para que reten y apoyen a cada uno a crecer.

Me comprometo a ser libre en todo momento y a respetar la libertad individual de cada uno, así como la libertad colectiva y grupal.

Para la mayoría de las personas hacerse responsable y conseguir su libertad es una tarea que requiere tiempo, dedicación y disposición. En los primeros años de vida podemos observar que en realidad tenemos pocas responsabilidades o ninguna. Nuestro deber más natural es vivir plenamente la vida, jugar, disfrutar, socializar y experimentar con libertad. Somos egocéntricos en el sentido en que el mundo gira alrededor nuestro y nosotros somos su centro. Son los adultos quienes nos acompañan, los responsables de ofrecernos un entorno adecuado para nuestro sano crecimiento.

A medida que vamos creciendo y formándonos como personas, van aumentando también nuestras responsabilidades. Aprendemos que no somos el centro del universo, que se espera algo de nosotros, que tenemos que elegir una carrera y ser autónomos, formar una familia, ganar dinero, que nuestras acciones afectan y tienen consecuencias sobre los demás. Podemos sentir que perdemos libertades y en algunos casos sentirnos perdidos. Puede ser un período de mucha fricción y presión, de ensayo y error, de encuentros y desencuentros, pero al mismo tiempo es un período de autoafirmación.

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”  

Viktor Frankl

Todas las circunstancias de la vida nos van conformando y moldeando como personas, depende de nosotros y de nuestra actitud ante esas circunstancias qué provecho sacaremos de ellas.

Para poder llegar a ser adultos responsables debemos tomar conciencia de esto. La conciencia se puede definir como la capacidad intuitiva para descubrir el sentido único y excepcional que se oculta en cada situación.  

Tomamos las riendas de nuestras vidas y sanamos nuestras heridas, porque si no las sanamos siempre encontraremos a alguien a quien echarle la culpa. Ser responsables nos hace libres y co-creadores de nuestra realidad. Si somos co-creadores, podemos elegir qué dirección y qué valores queremos poner en práctica y vivir acorde a ellos. Al asumir nuestra responsabilidad personal y nuestra libertad personal, colectiva y grupal, podremos aplicar la hermosa frase de Gandhi: Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo!

Ya no hay excusas para no ser la mejor versión de nosotros mismos y dar lo mejor en cada momento y a cada persona. Nos abrimos al mundo sin miedo y con interés, porque reconocemos la importancia de cada persona y sus aportaciones, nos gusten más o menos. Prevalece sobre todo el sentido de unidad, porque nos reconocemos en el otro y la escucha, la empatía, el altruismo, la tolerancia y el servicio surgen como necesidad de manera natural.

Si lográsemos todos hacernos responsables de nuestras vidas cambiaríamos el mundo!

Hagámoslo! 

3 Comments
  • Desiree
    Publicado a las 12:07h, 04 julio Responder

    Maravilloso 🌹

  • Denis
    Publicado a las 12:36h, 04 julio Responder

    ¡Muchas gracias! 👏🏻👏🏻😍

  • Judith
    Publicado a las 21:58h, 15 julio Responder

    Gracias gracias gracias 🌹

Post A Comment