Ideario - Fundación Viguelut
16200
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16200,theme-bridge,bridge-core-1.0.7,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,columns-3,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Ideario

Principios por los que nos regimos.

INTRODUCCIÓN

En Fundación Viguelut sabemos de la importancia e influencia benéfica que ejerce el grupo hacia el individuo, y que esa influencia es esencial para su correcto desarrollo. El grupo es como un espejo para el individuo, lo confronta y complementa. Por eso es indispensable que tanto el grupo como el individuo compartan un código que les guíe e impulse hacia algo más allá de sí mismos.

Un ideario es el alma de cualquier grupo, lo nutre, completa, une y guía hacia un propósito común que, a través de la experiencia y con su esfuerzo, disciplina y compañerismo, forja lazos y lealtades. Si observamos la naturaleza, todo se basa en conexión, unión y cooperación. Cuando hay coherencia y armonía, cualquier situación tiende al orden, incluso algo tan pequeño como un circuito neuronal se organiza geométricamente. Cualquier organización que pretenda perdurar en el tiempo debe tener claro cuáles son sus fines e ideales y rodearse de seres humanos afines a su propósito.

En el caso de Fundación Viguelut este código lo basamos en esa Sabiduría, esa Verdad que traspasa el tiempo y el espacio y que no conoce de razas, credos ni fronteras y es perenne. Sus valores se ramifican en diferentes virtudes, pero todas ellas tienen un denominador común: la Voluntad de Servicio.

Analizando la historia vemos que aquellos que se han definido como verdaderos héroes siempre han estado al servicio de los demás, adoptando virtudes y demostrando fortalezas que nacen de la inspiración por el servicio. Ningún héroe se ha creado ni ha luchado solo, siempre ha formado alianzas.

Todo verdadero héroe se inicia con un viaje, y para ello, tiene que saber morir. Y para saber morir, hay que saber vivir.

CREAMOS HÉROES

  1. Cuando el hombre muere el verdadero héroe nace
  2. La lealtad es el máximo valor para la unión
  3. Una decisión correcta siempre recae en el bien común
  4. El otro inspira superación, no competencia
  5. Formar parte de un grupo redefine al individuo
  6. La disciplina es más poderosa que el talento
  7. La alegría y el humor son las mejores armas
  8. El esfuerzo perfecto se define más allá de tu mente
  9. Para la creación: focalización y flexibilidad sin expectativas
  10. La más mínima de las acciones es superior al mayor de los propósitos
  11. El potencial humano nace de la confianza en uno mismo
  12. El fracaso no es una opción es un aprendizaje
  13. El ser universal es incluyente, no excluyente, y espera a que le inviten a atravesar las fronteras
  14. El miedo se supera llegando al valor y el valor es el dominio de las emociones para cumplir la misión encomendada
  15. Cuando vives en tu centro nada te sobra, nada te falta
  16. Faltar al honor es traicionarse a uno mismo
  17. Vivir para aprender es aprender a vivir
  18. Como nos levantamos determina quienes somos
  19. La constancia forja héroes
  20. Ser fiel a tu palabra es coherencia
  21. El ejercicio de la cultura y los valores humanos dignifican al Ser
  22. Una visión innovadora transforma estrategias obsoletas
  23. En equipo no hay obstáculos, solo desafíos
  24. Vive siguiendo el orden natural de las cosas
  25. El grupo es tan fuerte como la unión y entrega de todos sus miembros
  26. Hacemos de lo ordinario algo extraordinario
  27. La observación constante es la llave de la sabiduría
  28. Lo cotidiano nos lleva a la excelencia